el espejo del vampiro

Glitter Words

Gothic and Dark MySpace Comments and Graphics/a> -

esta es mi voz la voz de un muerto desaparecido.o que tratas de dasaparecer en un leve alarido...

YO SOY TU MIEDO.
lo q en un momento no te atreves a decir,soy tu deseo incapas de repetir,el miedo interno;q con cerrar los ojos crees desaparecer.soy tu voz interna q no te atreves a escuchar.el susurro del viento.q te hace temblar.pero sobre todo soy aquel,que quisieras q difinitivamente no existiera ya...

¡Gracias por tu visita!

Bienvenidos: a la clohaca de nena krespuskula .no sean gachos ,dejen su firmita de ante mano gracias un beso kuidence  bye.....

       

lunes, 9 de noviembre de 2009

LARGAS NOCHES DE UN VAMPIRO


Mañana soleada, pasillos fríos, pasos dormidos…pero aún así el día empieza con vitalidad, la ilusión y curiosidad por saber qué nuevas anécdotas terminaré conociendo hoy. Poco a poco la gente se amontona frente a la puerta de entrada y las conversaciones matutinas comienzan a fluir mientras dura la espera para acceder al aula. Resulta increíble la cantidad de temas diferentes que se pueden encontrar a estas horas, sólo hay que buscar el más interesante y unirse al grupillo que lo haya iniciado, la sonrisa y el comentario que me inserten en el diálogo vienen de serie, por lo que nunca suele ser demasiado complicado autoincluirse en el corro de opiniones.Algunos minutos después una nueva voz se incorpora a las que ya había, todos ríen ante su ingeniosa frase, incluida yo. En ese momento varios alumnos de otros grupillos pasan por delante de nosotros, al parecer ya es hora de entrar a clase por lo que el círculo se disocia e intentamos colarnos lo más ordenadamente posible, pero siempre son inevitables los ligeros empujones. Tropiezo…inevitable también, sólo que esta vez antes de caerme una mano me agarra del brazo para que consiga mantener el equilibrio.En cuanto su piel entra en contacto con la mía, una sensación extraña irrumpe en todo mi cuerpo. La mano es cálida, pero la percibo como si perteneciese a una escultura de hielo, a decir verdad, ni siquiera entiendo por qué sé que es cálida. Noto cómo la temperatura de todo mi cuerpo viaja y se empieza a acumular en el brazo; mi piel está completamente helada, mucho más que de costumbre si es que eso es posible, pero el brazo me arde tanto que tengo el presentimiento de que, de seguir así, podría incendiarse en cualquier momento. Lo miro, está completamente rojo a excepción del hueco blanco que proporciona la mano que aún me tiene aferrada. Cuando parece que ya no puede encenderse más, de pronto todo el calor que sentía acumulado se desvanece de mí y observo cómo las yemas que me sujetan se alumbran ligeramente y se reparte por su cuerpo lo que creo que es el calor que me ha robado. Me siento un poco cansada, algo mareada incluso, como si me hubiese absorbido parte de la energía que necesito para estar en pie.A mi alrededor parece que nadie se ha percatado de nada, esperan a que reanude la marcha para entrar ya que estoy colapsando la puerta. ¿A caso me lo he imaginado todo? Termino de incorporarme y aprovecho para echar un ligero vistazo a quien ha evitado mi caída; sonríe como si nada, pero definitivamente hay algo en su mirada que no me gusta.Tomo asiento, el profesor no tarda en llegar y dar comienzo a lo que será una larguísima hora de clase. Aún no consigo quitarme de la cabeza lo ocurrido, esa extraña sensación de que me estuviesen sustrayendo mi energía, pero tengo que hacer un esfuerzo por seguir atendiendo y coger los apuntes. Cómo no, mi cuello comienza a quejarse pronto de mantenerlo agachado, así que lo volteo ligeramente para evitar que se cargue demasiado, y ahí los encuentro a mi izquierda, los mismos ojos sospechosos de antes, acompañados con una sonrisa estática que parece de plástico. También está cogiendo apuntes lo que lleva a que su brazo roce de vez en cuando el mío. Cada pequeño contacto me produce una especie de descarga eléctrica, después de las cuales me siento aún con menos fuerzas.A duras penas logro sostener la mirada, a ratos veo desenfocado, luego durante unos pocos instantes vuelve la nitidez. Quizá sea por el agotamiento, pero por una milésima de segundo el rostro al que miro cambia por completo; la sonrisa se mantiene, pero se acaba torciendo en una mueca fría, los ojos parece que se están divirtiendo de lo lindo viendo mi estado, aunque también se han endurecido en un gesto más gélido. Clava sus ojos en mí sin apartarlos ni un solo segundo y ensancha la falsa sonrisa hasta dejar al descubierto una dentadura perfectamente alineada de caninos acentuadamente afilados. ¿Por qué será que me siento como la presa de una extraña cacería?Su imagen desaparece de mi campo de visión en un momento para reaparecer al instante siguiente, pero ya no es el rostro frío de antes, sino que vuelve a convertirse en la sonrisa de plástico y mirada sospechosa. Empiezo a pensar que me lo estoy imaginando todo, puede que sea por dormir tan poco últimamente que mi mente me esté gastando una mala pasada. Pero pronto descubro que no, me escuece el antebrazo y al mirarlo observo dos heridas circulares, una a escasos centímetros de la otra, por las que comienza salir a borbotones una sustancia que, para mi asombro, no es roja sino medio transparente con un toque dorado.No sé qué me ha hecho, intento buscar una explicación en los ojos de los demás, pero ninguno de ellos mira hacia aquí, están demasiado ocupados cogiendo apuntes. Me doy cuenta de que hay algo diferente en las imágenes que percibo, sus colores son mucho más apagados de lo que eran hasta ahora. De repente siento un dolor punzante en el hombro; esta vez no ha sido un simple pinchazo, veo sus dientes incrustados aún en mí y cómo absorbe la misma sustancia que brota de mi antebrazo. Quiero gritar, es lo único que quiero ahora mismo, pero no es de dolor, ya no, creo que es de tristeza, una pena que no estoy segura de dónde ha surgido, pero que estoy segura de que algo tiene que ver con lo que me está arrebatando.A medida que pasan los segundos desaparecen los colores, ahora toda el aula es una imagen en blanco y negro llena de desconsuelo, amargura y tormento. Si había algo de alegría en mí, definitivamente este último mordisco me la ha arrancado. La boca se aparta, todavía con un hilillo de líquido resbalando por las comisuras y el rostro se vuelve a convertir en esa cara aterradoramente gélida. Lo sé, ahora mismo soy la presa moribunda en el suelo que espera sin remedio a que el cazador dé el tiro de gracia. ¿Es que nadie se va a dar cuenta de lo que ocurre? ¿Es que mi voz va a ser incapaz de gritar por última vez? Sin poder moverme o chillar o evitar nada, sus colmillos se vuelven a incrustar en mí, esta vez a la altura del cuello donde si encuentra una buena arteria, podrá terminar en poco tiempo de absorber mi energía. Noto cómo mi cabeza golpea contra la mesa cuando me quedo sin fuerzas para poder mantenerme erguida; las imágenes en blanco y negro se empiezan a difuminar considerablemente hasta que apenas es posible diferenciar la forma de los objetos. Logro apreciar que su rostro deja de ser frío en menos de un segundo, vuelve a coger al bolígrafo y reanuda captura de apuntes, al igual que están haciendo todos los demás. Se camufla entre el resto, nadie se ha dado cuenta de nada, aunque quizá si alguien hubiese prestado la suficiente atención, podría evitar ser el siguiente.

estas imagenes las encuentras en nuestra galeria gotica


<

vampiroa reales

vampiroa reales
Amantes de la oscuridad y merodeadores nocturnos. Los vampiros reales son hombres y mujeres que desarrollaron un especial gusto por la sangre. Humanos que tienen la utopía de convertirse en esos seres magníficos que gozan de vida eterna, esos seres de perpetua belleza y absoluto poder: Los vampiros Existen en la actualidad practicas sexuales relacionadas al vampirismo llamadas blood fetish. Uno de los integrantes de la pareja toma el control de la situación. Obtiene placer al atar a su pareja y realizar pequeños cortes sobre su piel para luego beber su sangre. Esta practica exige una ambientación especifica: un ambiente oscuro tenuemente iluminado por velas y música de carácter lúgubre, que remonta a épocas pasadas, mas relacionadas con el mundo vampírico.

mas k un ave ...mas k un angel obscuro...visitame.conoceme entra a mi dominio.

mas k un ave ...mas k un angel obscuro...visitame.conoceme  entra a mi dominio.
visitame vampire

la espera del vampiro

el clud de la media noche

Se ha producido un error en este gadget.

.-